viernes, 11 de diciembre de 2015

Aniquilar la Diferencia: Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transgeneristas en el marco del conflicto armado colombiano.

 
Lesbianas, gays, bisexuales y transgeneristas en el marco del conflicto armado colombiano
  • Durante dos años el Centro Nacional de Memoria Histórica, CNMH, desarrolló esta investigación con el fin de avanzar en la comprensión de las violencias, afectaciones y resistencias experimentadas por las personas LGTB en el marco del conflicto armado en Colombia.
  • Según el Registro Único de Víctimas, en Colombia hay 1.462 víctimas LGTB. Sin embargo, las víctimas insisten que esa cifra alberga una alta tasa de subregistro.
  • El proceso de investigación se focalizó en cuatro departamentos del país: Antioquia, Bolívar, Cundinamarca y Nariño.
  • En el estudio participaron 63 víctimas del conflicto armado de los sectores sociales LGBT. Así mismo, se realizaron talleres colectivos de memoria en los cuales participaron alrededor de 100 personas.
En la conmemoración del Día Internacional de los Derechos Humanos, el Centro Nacional de Memoria Histórica presenta el informe 'Aniquilar la diferencia’: Lesbianas, gays, bisexuales y transgeneristas en el marco del conflicto armado colombiano. La cita es el jueves 10 de diciembre a las 5:30 p.m. en el auditorio Rogelio Salmona del Centro Cultural Gabriel García Márquez, en Bogotá.
 
Aniquilar alude a desaparecer, a reducir a la nada, y eso es precisamente lo que ha sucedido con lesbianas, gays, bisexuales y transgeneristas en las zonas donde el conflicto armado ha estado presente. Son víctimas que han sufrido una eliminación material con los asesinatos selectivos y los desplazamientos forzados, y una eliminación simbólica ya que en muchos casos su única manera de sobrevivir es borrando totalmente su identidad sexual.
 
“Este es un informe de memoria histórica que muestra cómo ha habido y sigue habiendo algunas personas en los territorios que han sido atacadas, violentadas, desplazadas por su orientación sexual o su identidad de género. Una violencia que se ha ejercido contra personas por ser gays, por ser lesbianas, por esa diferencia que los actores armados identifican y que los convierten en foco de la guerra” expresa Nancy Prada, relatora del informe.
 
Aniquilar la diferencia, proyecto apoyado por la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo (Usaid) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM),  es un reclamo de memoria para que la sociedad reconozca el sufrimiento de personas LGTB y sus afectaciones particulares en el marco del conflicto armado, pero es también una investigación que muestra la enorme fuerza de resistencia de las víctimas en muchos territorios, acciones de sobrevivencia, de supervivencia y transformación social.
 
A parte de cifras y estadísticas, el informe se compone de cuatro capítulos temáticos. El primero es de contexto; se presentan las condiciones que hicieron posible que esta violencia sucediera. El segundo analiza qué hicieron los actores armados, quiénes son las víctimas y cuáles son los repertorios de violencia utilizados. El tercero se pregunta por los impactos, daños y afectaciones de esos repertorios de violencia. Por último está el capítulo de las resistencias de las víctimas y un aparte de conclusiones y recomendaciones.
 
Aniquilar la diferencia se convierte entonces en una investigación necesaria para empezar a ver la dimensión amplia de las consecuencias de las violencias contra personas LGTB, para notar que sus efectos no han sido sólo individuales, sino colectivos y que impactan a las víctimas directas a sus familias, sus comunidades y a la sociedad en su conjunto.

Descargar el informe en:
http://www.centrodememoriahistorica.gov.co/informes/informes-2015-1/aniquilar-la-diferencia

"Voces Ignoradas" La situación de personas con orientación sexual e identidad de género diversas en el conflicto armado colombiano.

 
 
De las más de 7 millones de víctimas del conflicto armado, 1.422 han declarado ser parte de la comunidad LGBTI. / Fotografia Gustavo Torrijos

(Bogotá, Noviembre 25 de 2015)
“José cerró la puerta, me empujó a la cama y puso su pesado pie en mi pecho, su bota militar olía a mierda de perro y él a sudor. Le pregunté qué pasaba; sólo me miró mientras desabrochaba su cinturón y luego su pantalón; sentí miedo y deseé desaparecer; me penetró una y otra vez, me golpeó y pateó, le supliqué parar y me abofeteó, tenía ira en sus ojos, pero también se sentía poderoso. (...) mis oídos trataban de guardar sus palabras: ‘En estos días vuelvo para que no se ponga triste, y ojo con esa lengua y se pone de sapa’. Con una risa cínica me preguntó si ya me gustaban los hombres y cerró”.
 
Ese es el testimonio de Adriana González*, que pone en evidencia lo que ha significado para miles de personas tener una identidad de género diversa en medio del conflicto armado colombiano y hace parte del informe Voces ignoradas, que la Defensoría del Pueblo lanza esta semana. Se trata de un esfuerzo por fijar la mirada en lo que han vivido las personas de orientación e identidad diversa durante medio siglo de guerra en el que han sido asesinadas, desplazadas, humilladas y violentadas sexualmente por causa de su identidad y género. Según el informe, la comunidad LGBTI no sólo ha sido un objetivo contra el cual los actores armados han operado con crueldad, sino también un grupo de víctimas ignorado por el Estado.
 
"Voces ignoradas" es fruto de un estudio focalizado de la Defensoría Delegada para la Mujer y Asuntos de Género con el apoyo del Fondo de Justicia Transicional del PNUD, en el que se recogieron testimonios de 92 víctimas en Bogotá, Medellín, Cali, Pasto y Santa Marta, para identificar las principales modalidades de violencia contra esta población, para ello se elaboró un aproximado diagnóstico sobre la violencia contra las personas con orientación sexual e identidad de género diversas, en el marco del conflicto.
 
Isabel Albaledejo Escribano, Coordinadora del Fondo de Justicia Transicional del PNUD,  recalcó la importancia que se ha venido dando en este tema y reiteró el compromiso que desde el PNUD se viene haciendo para continuar apoyando iniciativas que conlleven a la reivindicación de los derechos de las personas LGBTI en territorios de conflicto, entender las diversas prácticas y los señalamientos que los actores armados han hecho y hacen  sobre ellas. Así como la respuesta institucional.  “el informe que se presenta hoy no solo reconoce la complejidad de todos los tipos de violencias y la exclusión que viven las personas con orientación sexual e identidad de género diversas en medio del conflicto armado;  este informe también hace énfasis en la necesidad de cualificar la respuesta institucional tendiente a restablecer sus derechos como víctimas LGBTI y fortalecer su participación en los distintos espacios de participación creados por la ley”.

Descargar informe en:
http://www.defensoria.gov.co/public/pdf/voces_ignoradas.pdf

"COMPRENDIENDO" - Corto de KODAK